Tesis que efectua un analisis ampliamente documentado del rol de las mujeres en las Fuerzas Armadas y especialmente sobre la necesidad y conveniencia de incluirlas en unidades de combate.

sábado, 17 de noviembre de 2007

III.- SITUACIÓN ACTUAL 3.1 | FUERZA AÉREA DE CHILE

4.-FUERZA AÉREA DE CHILE

En la historia de la aviación chilena, la mujer ha estado presente en los diversos campos que abarca el vuelo de las aeronaves. Algunas de ellas han alcanzado cierta notoriedad, como Margot Duhalde y las más recientes “abuelas aviadoras”, aunque, en rigor, ninguna ha conquistado sus laureles en el seno de nuestra Fuerza Aérea. Margot Duhalde, primera mujer piloto chilena, se integró a las fuerzas de la Francia Libre durante la Segunda Guerra Mundial, prestando sus servicios como piloto para el transporte de aviones desde las fábricas a las bases de despliegue. Su labor le hizo acreedora a la Legión de Honor.

En marzo de 2004, las abuelas aviadoras, Madelaine Dupont y María Eliana Christen, realizaron un extenso raid aéreo que comenzó en Santiago y alcanzó a Ginebra, vía el Atlántico sur y que, en su viaje de regreso, cubrió Islandia, Groenlandia, y Norteamérica. Tras 76 días, las audaces damas retornaron a Chile. Aunque ellas no pertenecen a la Fuerza Aérea, su logro contó con el apoyo de la institución, que ha cumplido un rol importante en la difusión y promoción de la actividad aérea nacional.

En el campo estrictamente militar, el 1º de noviembre de 1981, se integran 50 jóvenes conformando el primer contingente del servicio militar femenino de la FACH, con el fin de ser instruidas para desempeñarse en las áreas de administración y de salud. La necesidad de reclutarlas surgió del hecho de que la actividad educacional civil no satisfacía adecuadamente los requerimientos específicos de la institución en estas materias. La Escuela de Especialidades, en la Base Aérea El Bosque, fue la encargada de llevar a cabo el proceso de formación. El personal docente fue especialmente entrenado con el apoyo del Ejército. La necesidad de instructoras militares llevó a recurrir a mujeres reservistas del Ejército para suplir esta necesidad, las que fueron incorporadas a la FACH en el grado de Cabo 2º.

La formación de estas reclutas se llevó a cabo en el Hospital de la Fuerza Aérea, pues sería allí donde prestarían sus servicios como auxiliares de enfermería. Para ello primero fue necesario habilitar las dependencias en las que las alumnas permanecerían en régimen de internado por dos años.

El segundo contingente (1982-1984) cumplió su período de reclutas en el Ejército, antes de instalarse en el Hospital de la Fuerza Aérea. Tiempo después, la ciudadanía las vería en la Parada Militar desfilando tras el estandarte del Regimiento de Artillería Antiaérea de Colina.

Sesenta mujeres integraron el tercer contingente (1983-1985), que recibió toda su instrucción en las instalaciones de la FACH. Diez de ellas egresaron al servicio como Técnicos en Procesamiento de Datos, veinte en Protección de Personas y treinta como Auxiliares de Enfermería.

Durante el año 1985 se seleccionó a dos de las seis instructoras militares provenientes del Ejército, para integrarlas al Curso Especial de Oficiales dictado en la Escuela de Aviación, con el fin de contar con instructoras militares del rango de oficial.

Ese año, el Regimiento de Artillería Antiaérea de Colina asume la tarea de formar instructoras militares, seleccionadas de entre el personal del segundo contingente de la FACH y de reservistas del Ejército.

El programa se mantuvo hasta en funcionamiento hasta el 3 de noviembre de 1990. No obstante que la FACH calificó la experiencia como acertada, la educación privada había evolucionado lo suficiente como para no ser necesario realizar la preparación profesional de este personal femenino en el seno de la institución.

El ingreso de la mujer en los escalafones de personal de cuadro permanente, para acceder a los escalafones regulares a través de la Escuela de Especialidades, es una materia que se encuentra en etapa de estudio, sobre la base de la experiencia con alumnas en la Escuela de Aviación. Sin embargo, la misma escuela ha dictado cursos especiales de Administración para mujeres.

En los escalafones de cuadro permanente de los Servicios, la mujer puede optar por las especialidades de transporte terrestre, bandas, sanidad, alimentación y apoyo general. La formación profesional de este personal se realiza antes de incorporarse al servicio. Ingresan como cabos y pueden alcanzar el grado de suboficial.

Como empleado civil, la mujer puede desempeñarse en áreas técnicas y administrativas, en igualdad de condiciones que los varones.

En el año 2000 ingresaron a la Escuela de Aviación las primeras mujeres cadetes. Se convirtieron en las primeras mujeres oficiales de los escalafones de oficiales de línea durante el año 2003. Las especialidades a las que pueden optar son rama del aire (pilotos), ingeniería aeronáutica, ingeniería en administración, defensa antiaérea y telecomunicaciones e informática. Cabe mencionar que las oportunidades de las mujeres en estos escalafones son las mismas de los varones.

Los escalafones de oficiales de los servicios también son campo abierto a la participación femenina, desde hace ya muchos años. Sanidad, sanidad dental y justicia, son a los que se ingresa en el grado de Capitán de Bandada y que tiene como tope, el de General de Brigada, a excepción de los dentistas, cuyo límite es el de Coronel de Aviación.

Los escalafones de los servicios generales se conforman con los mismos profesionales anteriores, pero su carrera militar se limita al grado tope de Comandante de Grupo. Como en los casos anteriores, la institución no hace diferencias entre varones y damas, para el ingreso, permanencia y ascenso.

La presencia femenina en la Fuerza Aérea, en cifras, se ve reflejada en las TABLAS 15A y 15 B. Al igual que lo observado en la Armada, se aprecia que un número alto de mujeres integra la fuerza laboral en espacios en los que puede competir razonablemente bien con sus pares masculinos. De acuerdo con informaciones disponibles, alrededor del 14% del total de la dotación de la FACH, es personal femenino, lo que sitúa a esta institución dentro de los rangos promedio observados en casi todos los casos.

La experiencia de incorporar mujeres en los escalafones de oficiales de línea, aún muy fresca, no permite determinar el impacto numérico que tendrá en el conjunto, aunque no debiera tener una gran incidencia, dado que las cantidades de oficiales de línea son relativamente pequeñas. El efecto que la incorporación de mujeres a los escalafones regulares de personal de cuadro permanente (de línea) está en estudio, y podría tener en conjunto, en términos numéricos, más importancia. Sin embargo, nada puede asegurar que la FACH logre niveles de participación femenina distintos a los observados en otros países.

Es interesante observar que en lo que respecta a la participación de mujeres en los procesos de admisión a la Escuela de Aviación, si bien se nota interés en las postulaciones, que han experimentado un importante crecimiento de 23% a 31%, también muestra un descenso en los niveles de ingreso de 34% a 28% (Ver tabla 15 B). Probablemente este descenso se deba a los ajustes que ha tenido el proceso, a medida que la Escuela va adquiriendo experiencia con las postulantes femeninas. La falta de antecedentes respecto de las cifras de egreso, que en definitiva son las que cuentan, no permite evaluar el real éxito de la mujer en su empeño por ingresar a las áreas operativas de la institución. El tiempo se encargará de emitir su juicio.

También el tiempo será quien determine si las nuevas condiciones que la FACH ha establecido para el trabajo femenino, han tenido un efecto positivo en la calidad de la gestión aereo-militar de la nación.

TABLA 15 A.-

Presencia femenina en la Fuerza Aérea de Chile. Año 2004.


Porcentaje de mujeres en la dotación

Oficiales:


De Línea

1,20%

Justicia

21%

Sanidad

37%

Servicios Generales

42%

Cuadro Permanente:


Sanidad

43%

Administración

44%

Otros

20%

Empleados Civiles:


Sanidad

62%

Bienestar Social

18%

Administración

20%

Cadetes:


Escuela de Aviación

22%

Fuente: Comando de Personal de la FACH.

TABLA 15 B.-

Participación femenina en los procesos de admisión a

la Escuela de Aviación “Capitán Ávalos”.


Postulantes (%)

Ingresados (%)

Año

Mujeres

Varones

Mujeres

Varones

2000

23

77

34

66

2001

23

77

35

65

2002

25

75

25

65

2003

25

75

20

80

2004

31

69

28

71

Fuente: Comando de Personal de la FACH.

FIGURA 4.-

Fuente: Comando de Personal de la FACH.